Team Maryland se sitúa por el momento en primera posición en Solar Decathlon americano 2011

El equipo de la Universidad de Maryland ha comenzado la competición del año 2011 en cabeza. Esta universidad, que ha participado en varias ediciones anteriores de Solar Decathlon americano, parece un rival difícil de batir para los otros participantes este año.

Los jurados visitaron las casas. En estas visitas, los equipos explicaron a los jurados los detalles correspondientes a cada una de las pruebas subjetivas de la competición.

Los resultados de estas pruebas subjetivas se conocerán gradualmente a partir del martes 27 de septiembre. Todos los equipos esperan expectantes las valoraciones de los jurados, que modificarán previsiblemente la calificación hasta ahora, en la que solo se muestran resultados de tareas y pruebas objetivas.

Este fin de semana pasado, con visitas públicas de 10.00 am a 5.30 pm, la afluencia de público ha sido considerable en la villa solar. Muchos visitantes han observado las casas participantes, y  han conseguido comprender sus sistemas y peculiaridades, guiados por los decathletas. Estos han demostrado una gran capacidad de comunicación y transmitir los objetivos y características de los prototipos.

Un cambio importante con respecto a ediciones pasadas de Solar Decathlon americano ha sido la inclusión de la prueba de viabilidad económica. Tras varias experiencias previas, en las cuales una de las peticiones recurrentes del público era un precio real de las casas, este año la organización ha creído positivo dar un paso hacia delante y hacer de los prototipos una posibilidad real de mercado. De esta manera, se penaliza a los prototipos con un coste excesivo y se posibilita la compra de estos.

Como ejemplo de esta medida se encuentra la casa de Parsons y Stevens. Esta casa será transportada directamente, cuando la competición finalice, a la parcela que será su ubicación definitiva, en Deacon, New Jersey. La casa ha sido vendida tras la competición a una familia, cuyas fotografías se encuentran ya por toda la casa, a un coste que ronda los 250.000 $.

El buen tiempo posibilitó durante el fin de semana un gran número de visitas a la villa solar. El cambio de localización, con respecto a pasadas ediciones ha supuesto muchos desafíos para la organización. La red eléctrica, por ejemplo, ha sido expresamente diseñada y montada para la ocasión en un proyecto conjunto de Schneider electric y Mcdean.  Otro aspecto remarcable es el cambio de diseño urbano de la villa solar, más cercano a conceptos de vecindarios de suburbios de ciudades americanas de la costa este.

Otro gran cambio causado por la diferente localización es la afluencia de público. Un servicio de transporte público ha sido establecido durante el evento, desde las paradas de metro del museo Smithsonian y L’enfant plaza. Aparte de este servicio, los aparcamientos para bicicletas y el servicio de taxi están haciendo posible la visita de miles de personas.

 

 

Sobre qmscomunicacion